Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Consejos

Muchos accidentes pueden evitarse recordando estos consejos

Gas, filtros, enchufes y descuidos

"La casa se quemó porque explotó la bombona de gas", ¿cuántas veces han oído esta afirmación?, pues no, generalmente las bombonas no son las culpables. Estas explosiones ocurren por las bolsas de gas que se forman debido al mal estado de las conducciones. Recuerda que las gomas tienen fecha de caducidad y que, para evitar estos accidentes de fatales consecuencias, hay que vigilar que la instalación y sus conexiones estén en perfecto estado.

Un recordatorio importante para la seguridad en los hogares: la mayoría de los incendios empiezan en las cocinas.

Cambia el filtro de la campana extractora en cuanto haya grasa acumulada porque esa grasa se inflama con facilidad.
No salgas de la cocina dejando comida al fuego ni salgas de la casa dejando un aparato en marcha (lavadora, secadora, lavavajillas...).
No sobrecargues los enchufes porque se provocará un recalentamiento y con ello un incendio.

Los accidentes caseros son fáciles de evitar con un poco de precaución y de previsión.

Vestíbulos “cortafuegos” para los garajes

Muchos edificios cuentan con garajes en sus sótanos. Necesarios y útiles pero también tienen sus riesgos. Un incendio en el garaje de un edificio es muy peligroso porque el humo que se produce (se queman pinturas, plásticos, gomas) es muy denso y altamente tóxico. Para los edificios que se han construido a partir de 1982 es obligatorio que exista lo que se denomina ''vestíbulo de independencia". Independientemente de la obligación, todos los edificios deberían contar con este espacio de seguridad. Este vestíbulo consta de una puerta resistente al fuego (RF) para salir del garaje, un espacio libre, y una segunda puerta también RF que da acceso a la escalera. Ambas puertas con separación suficiente para que se cierre una antes de abrir la otra, ambas con apertura antipánico (las de barra horizontal). Las puertas tienen que estar siempre cerradas porque, ante un incendio en el garaje, el vestíbulo impide la entrada de humo hacia la escalera y los pisos, y permite la salida de las personas afectadas.

El ''vestíbulo de independencia" puede salvar la vida de los vecinos porque actúa como un eficaz cortafuegos.

No creas que no te puede pasar

No por habituales dejan de ser preocupantes y terribles por sus consecuencias. En el año 2006 tuvimos que intervenir en 167 accidentes de tráfico en la Isla.; en la mayoría de ellos el mayor esfuerzo se dedicó a liberar a las personas que habían quedado en el interior del vehículo. Las causas de los accidentes son siempre las mismas: la velocidad inadecuada, alcohol, maniobras arriesgadas o antirreglamentarias y las razones de que éstos ocurran también: imprudencia, exceso de confianza, distracciones; Y todo ello significa que, en la mayoría de los casos, la responsabilidad es del conductor.

Siempre lo decimos porque pensamos que es una reflexión que todos debemos hacer: no creas que no te puede pasar a ti, los que rescatamos también lo pensaron.

Tormentas, barrancos y carreteras

En invierno el agua, tan necesaria y tan beneficiosa, se convierte en el mayor peligro potencial. Atención a las tormentas, precisamente por ser escasas nos pueden coger desprevenidos. Recuerda que el agua de las lluvias toma los caminos más fáciles: barrancos y carreteras.

Si llueve no camines por los barrancos ni los atravieses, no acampes ni estaciones el coche. Una "ola de agua" formada en un punto alto puede bajar de golpe, no avisa, y se lleva por delante todo lo que encuentra a su paso. No confíes en la potencia de tu vehículo, en una carretera descendente el agua la convierte en una pista de patinaje y el coche no responde. Lo mismo ocurre con las vaguadas, no las atravieses porque el coche puede ser arrastrado por la corriente. Las lluvias también provocan desprendimientos en las carreteras, tampoco avisan, así que lo más prudente es no transitar por ellas.

Si caminas por el campo y te coge una tormenta busca refugio; como no es fácil encontrarlo lo mejor es no salir si amenaza una tormenta. Si hay aparato eléctrico no te refugies nunca bajo los árboles ni cerca de estructuras metálicas.

Con temporal no acercarse al mar

Son precauciones que dicta el sentido común pero se siguen produciendo accidentes porque no se respeta su fuerza. Cuando haya temporal en el mar no te bañes, no camines por las rocas donde golpean las olas, no te acerques a muelles y espigones.

Para el mar y la montaña funciona la misma regla de oro: no vayas solo, porque si caes al mar y nadie te ve, nadie podrá socorrerte. Aunque es fácil de decir y no tanto de hacer, si caes al mar intenta mantener la serenidad y recuerda que, si sabes nadar, es más seguro nadar hacia mar abierto y alejarse de donde rompen las olas para no estrellarse contra ellas.

Página 1 de 2

CONSORCIO DE EMERGENCIAS DE GRAN CANARIA

C/ Pino Apolinario,84
E-35.014 Las Palmas de Gran Canaria
Teléfono: 928 280 848
Fax: 928 363 023

emergencias@emergenciasgc.org

Siguenos en:
fbtw

JSN_TPLFW_GOTO_TOP

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más Información